P-27

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Título: REVISIÓN DEL CUADRO DE GANGRENA ESCROTAL PUBLICADO POR BAURIENNE EN 1764
Autor/es: Medina Polo, J.; Leiva Galvis, O.; Domínguez Esteban, M.; Duque Ruiz, G.I.; Felip Santamaría, N.; Miranda Utrera, N.; Martín Parada, A.; ; ; ; ; ; ; ; ;
Institución: SERVICIO DE UROLOGÍA. HOSPITAL UNIVERSITARIO 12 DE OCTUBRE. MADRID
Texto:
Tema:
Historia
Palabras Clave:
Historia
Gangrena
Fournier
Tipo:
Póster Virtual

INTRODUCCIÓN

   Más de un siglo antes de que Jean Alfred Fournier describiera la enfermedad que actualmente conocemos por su nombre, Baurienne, jefe de cirugía del hospital del ejército en el Alto-Rin, publica un caso clínico clásicamente considerado como el primero descrito en la literatura de fascitis necrotizante genital, actualmente llamada gangrena de Fournier. 

 

MATERIALES Y MÉTODOS

   Realizamos una revisión y comentario del artículo “Sur une Plaie contuƒe qui s’eƒt terminée par le ƒphacele de tout le ƒcrotum” de M. Baurienne, publicado en el mes de marzo de 1764 en Journal de Médecine, Chirurgie, Pharmacie, utilizando la copia de la citada revista que se conserva en la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla de la Universidad Complutense de Madrid.

 

RESULTADOS

   Baurienne expone el caso clínico de un hombre de cuarenta y cinco años atendido cuatro días después de ser herido por un buey en la región genital y el muslo izquierdo. El paciente acude en estado de postración y febril, a la exploración muestra una herida escrotal asociada a edema en la zona, gangrena en el área genital y un testículo derecho con apariencia desvitalizada. La exéresis del tejido afectado de gangrena produce una mejoría transitoria. Sin embargo, se produce un deterioro clínico y la gangrena progresa, lo que hace necesaria una nueva resección de escroto más amplia, dejando el testículo izquierdo al descubierto: “le teƒticule gauche ƒe trouva à découvert, & dépouille de ƒes tuniques communes”. Posteriormente el paciente mejoró y la zona denudada de piel volvió a recubrirse. Baurienne concluye que en los casos de gangrena escrotal se debe desbridar todo el tejido afectado, aunque teniendo presente que los testículos pueden estar respetados: ”lorƒqu’ils emportent un ƒcrotum entiérement ƒphacélé, de ne point emporter les teƒticules qui ƒe trouvent ƒouvent confondus avec toutes les parties. Cette remarque eƒt de la derniere conƒéquence, puiƒque l’on priveroit un homme de ƒervir à la propagation de ƒon eƒpece”.

 

CONCLUSIONES

   Baurienne muestra que la gangrena escrotal puede asociarse a un traumatismo previo y que es frecuente la no afectación de los testículos. El cuadro requiere un tratamiento quirúrgico agresivo y es posible la reepitelización recubriendo la zona afectada.